Evento

BELLAS ARTES - Laboratorio Meterse en Jardines

BELLAS ARTES - Laboratorio Meterse en Jardines

Partimos de la intuición de que bibliotecas y jardines comparten algo, un “je ne se quoi”... Una misma razón de ser tal vez, vinculada con el goce y con formas de interacción no dominantes. Imaginamos que son modos de relación desde la interdependencia de los cuidados. Entrenamientos en maneras de estar en común.

Durante tres meses exploramos la relación entre jardines y bibliotecas siguiendo los rastros del agua, inventando especies, leyendo en voz alta, dejando a las conversaciones saltar de flor en flor, bailándonos nuestras distancias, pensando a la bartola. Decimos que este hacer colectivo produce pensamiento poético. Un pensamiento situado que no es científico ni necesariamente artístico. Es un otro lugar. Iniciar un gesto. Intentar el movimiento de hacernos pensar.

Nos propusimos estudiar jardines y bibliotecas como espacios simbólicos, expandiendo sus límites para observarlos en los márgenes, para inventar zonas de cruce y habitarlas.

¿Qué compartimos como colectivo?, ¿son modos de hacer-pensar?, ¿experiencias poético activistas?, ¿a qué o quienes apelan?, ¿dónde nos ha llevado el trabajo?, ¿qué tipo de conclusiones parciales, provisionales e inacabadas traen nuestros hallazgos?

Nuestro hacer en común avanza desde la observación y la experimentación. En el tránsito imaginario y físico del jardín a la biblioteca aparecieron cuestiones contemporáneas: el colapso de lo conocido, la depresión climática, las crisis ecosistémicas, la ausencia de futuro, la imposibilidad de prepararse para esa ausencia amenazante. En el paso de la biblioteca al jardín los libros nos recordaron la sabiduría de las grietas del tiempo y sus abismos. Entonces conversamos sobre nuestras formas de relacionarnos con el pasado y con el futuro, hablamos de retrofuturismo y de mitologías, prestamos atención a las formas en que nos representamos y nos hemos representado el mundo.

Entre el jardín y la biblioteca instalamos una suerte de rebeldía blanda, apuntamos hacia la resilencia subyacente en cualquier acción no productiva, reivindicamos la necesidad de lo innecesario. Fomentamos la hibridación, el cruce, la invención, la generación artificial, cuestionamos la inteligencia. ¿De quiénes? ¿De qué? ¿Para qué?

En esta encrucijada es donde está nuestro entre, en ese intento de abordar lo que excede nuestras formas de percibir, de nombrar, de sentir, de estar. Buscamos en el ejercicio de esas formas otras de interactuar, leer, cuidarnos, escribir, curar, generar, transformar…

En el entre del pensamiento poético, entre pensar y hacer, calibramos los usos de lo científico y lo artístico, sus desequilibrios y desajustes, atendiendo a la cosa y su momento. Si la ciencia se atribuye la observación y el análisis en la distancia, entendemos que en esa escala desencarnada podemos cruzar del jardín al paisaje y del paisaje al mapa, pero sólo como impulso para regresar a lo singular de las relaciones, a lo concreto de las interacciones aquí y ahora. Si una de las posibilidades del arte es atender a las formas y los modos, nos dejamos llevar por la brizna microscópica y la gigantesca secuoya, por lo turbio del estanque y la cuadrícula del parterre. En la reinvención de lo científico, en el desequilibrio de lo artístico, encontramos el desajuste adecuado, en función del aquí y ahora.

En un extremo del entre un jardín. En el otro una biblioteca.

Aquí, en común, el entre del tejido de esa relación. La interacción de la conversación entre quienes estamos siendo aquí-ahora. Los intentos de explorar palabras y formas. Las preguntas sobre el descentramiento de lo humano, los recuerdos del futuro, las simbiosis posibles entre lo imaginario y lo no humano. 

Avanzando como hormigas hemos generado un campo semántico compartido. Términos como recolectar, sembrar, catalogar, contemplar, especies, raíces, hibridaciones… son para nosotras tan relativas a los libros como a los jardines, atentas, como estamos, a lo humano y lo no humano. 

En este juego de asociaciones cultivamos un jardín de objetos-libros-seres-artefactos sin otra función que materializar este curso colectivo de pensamiento. Son disparadores para no reconocer. No vamos a llegar a conclusiones categóricas, tampoco lo buscamos.

En este punto de la investigación, nos abrimos a que otras personas se acerquen y observen, como quien entra en un jardín o en una biblioteca. Con espíritu de búsqueda y de goce, dispuestos a la contemplación no productiva, en actitud de cuidado y descubrimiento.

Este laboratorio es parte del proyecto La Nueva Pérdida del Centro. Prácticas críticas de las Artes Vivas y la Arquitectura en el Antropoceno. 2020-2023.

Fecha:
04/10/2022
Hora:
16:00 - 18:00
Lugar:
Biblioteca de la Facultad de Bellas Artes.
Audiencia:
  Público en general  
Categoría:
  Bibliohumanidades     Otros  
La inscripción se ha cerrado

Localización

No hay localización disponible para el evento

Organiza

Biblioteca de Bellas Artes
Biblioteca de Bellas Artes
Foto de perfil de Biblioteca de Bellas Artes
Biblioteca de Bellas Artes

Más eventos similares...

 

Pregúntanos

¿Tienes dudas?

Te las resolvemos en el

Chat

Nuestra dirección es chat_buc@ucm.es

Horario: L-V de 10:00-14:00 y de 16:00-20:00

Fuera de este horario, puedes dejar tu consulta en el buzón de atención